enero 22, 2011

TANGO

Viendo el arte de esta mujer me he quedado sin palabras!!!
Es asombrosa, simplemente maravillosa.
Buen fin de semana para todos!


10 comentarios:

  1. jajajaj
    Sí que tiene arte, sí!
    jajajaja


    Besos, Mayela!!

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué maravilla de creatividad! y con cuatro cositas de nada... eso es arte, gracias por compartir :)

    ResponderEliminar
  3. Hola Lu! Verdad que si? un arte maravilloso ademas!
    Buen fin de semana bonita!
    Un beso.

    Hola Andrea!
    Definitivamente la creatividad no tiene limites.
    ha sido un gusto compartirlo.
    Que tengas un buen fin de semana y sobre todo que descanses.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Pues sí que es una artista. Abrazos

    ResponderEliminar
  5. Parece tan real. Me ha gustado mucho Maye. Ay gente con mucho arte por el mundo.

    Besos amiga y buen fin de semana

    ResponderEliminar
  6. Mi querida Mayela, me encanta disfrutar contigo ese "café a media noche".
    Pero me parece que me quedo sin poder ver tu entrada,no se que pasa que no logro abrirla,el texto si, pero no la imagen.
    Bueno seguiré intentándolo.
    Un besito con todo mi cariño.

    ResponderEliminar
  7. Más que arte, duende.

    Me encantó.

    Besibrazos.

    ResponderEliminar
  8. Dicen que enomorarse es un acto reflejo,
    Algo que no se puede aprender ni controlar…como el respirar.
    Yo…no creo que sea asi.
    Yo eh tenido que aprender a quererte porque me enamore de ti.
    Aprendi a pasear agarrada a su cintura, a deslisarme en su cama temblando, y a tener el doble de ropa interior en mi armario; y lo hize con el mismo miedo y la mis excitacion de una nina patinando por primera vez en una pista de hielo.
    Manana sere tuya y ya no tengo miedo!!!!
    Lunna Negra

    ResponderEliminar
  9. A veces...a veces!!

    ResponderEliminar
  10. Dicen que enamorarse es un acto reflejo,como tener miedo. Yo fui una niña sin miedo. No me asustaban los fantasmas,ni los monstruos,ni la oscuridad. Podía mirar debajo de la cama segura de que no había esqueletos ni vampiros. Podía enfrentarme a las niñas de 5º,segura de que no me iban a quitar la merienda. Y así hasta hoy. Segura de que puedo coger una magnum,y avanzar por un callejón vaciando el cargador,porque no es eso lo que me da miedo. Lo que me aterra es decir que sí a algo que no podré cambiar mañana. Pensar en un sofá para toda la vida,en un crédito hipotecario,en una declaración conjunta,o en un 'esta tarde tenemos que hablar'. Buscar colegios y canguros,y pensar en un lugar para vivir cuando ya no tengamos pulso para sostener la magnum. Y de pronto todo ese terror se empieza a disfrutar como el looping de una montaña rusa.

    Y eso.. es la felicidad.

    ResponderEliminar