octubre 15, 2009

LA OSA MENOR AHORA BRILLA MAS

La madrugada de ahora nuestra mascota regreso a su constelación, la osa menor será desde ahora más brillante para los ojos de mi familia.

Nuestra perrita “Osa”, quien vivió a nuestro lado durante casi 15 años, se marcho para brillar en el cielo.

Es increíble como podemos llegar a tener un vínculo afectivo con esos seres tan especiales a los que llamamos animales, descubrir que son personajes con sentimientos, carácter, temperamento, nobleza, lealtad, humor y mal humor e inteligencia, realmente ha sido sorprendente.

En mi casa se experimenta un enorme vacío, veo a mis hijos a los ojos y les leo una profunda tristeza, pero también veo un destello de luz cuando hablan de todo el sin fin de locuritas que vivimos con nuestra mascota, son tantas aventuras que de una escribimos un cuento, nos reímos al recordarla de cómo ella vivió la vida a su manera, es mas… pienso que ella pensaba que era la dueña de nosotros, nos cuidaba de los gatos, era sorda a su favor, y vivía la vida como si nunca se fuera a terminar.
Era la mascota de mi hijo Pablo, recuerdo el día en que la lleve a casa, la escondí debajo de mi blusa y le dije: traigo una sorpresa… Cuando estuvieron frente a frente los ojitos de ambos de iluminaron y fueron uno para el otro hasta los últimos días de su mascota, puedo asegurar si ha habido algún momento en el que he visto a mi hijo mayor tener un derroche de ternura ha sido con su mascota.

Podría contar mil anécdotas de las locuras más extravagantes que la osa se dio el lujo de hacer, pero necesitaría un blog entero solo para ello, lo que si no puedo dejar de contarles es que una día al medio día salió a la calle, la puerta de la casa de enfrente estaba abierta y claro ella muy señorona entro como Pedro por su casa, la vecina la vio y no dijo nada pues ya estaba acostumbrada a esa clase de visitas, la señora fue a la cocina a terminar una jarra con fresco y la osa fue al comedor a comerse la carne con que los nietos de la señora iban almorzar ese día, la osa comió y muy tranquila se bajo de la mesa y salió para su casa… la de enfrente… jajajaja a los 5 minutos estaba la vecina diciendo que la osa le comió el almuerzo, que vergüenza, le quise preparar a la señora en el momento una carne pero ella insistió que no, que solo tuviéramos mas cuidado con nuestra mascota.

Esa era nuestra osa… ahora en el cielo junto a la osa Mayor…





Era callejero por derecho propio;
su filosofía de la libertad
fue ganar la suya, sin atar a otros
y sobre los otros no pasar jamás.

Aunque fue de todos, nunca tuvo dueño
que condicionara su razón de ser.
Libre como el viento era nuestro perro,
nuestro y de la calle que lo vio nacer.

Era un callejero con el sol a cuestas,
fiel a su destino y a su parecer;
sin tener horario para hacer la siesta
ni rendirle cuentas al amanecer.

Era nuestro perro y era la ternura,
que nos hace falta cada día más
era una metáfora de la aventura
que en el diccionario no se puede hallar.


era nuestro perro porque lo que amamos
lo consideramos nuestra propiedad
y era de los niños y del viejo Pablo
a quien rescataba de su soledad.

Era un callejero y era el personaje
de la puerta abierta en cualquier hogar
y era en nuestro barrio como del paisaje,
el sereno, el cura y todos los demás.

Era el callejero de las cosas bellas
y se fue con ellas cuando se marchó;
se bebió de golpe todas las estrellas,
se quedó dormido y ya no despertó.

Nos dejó el espacio como testamento,
lleno de nostalgia, lleno de emoción.
Vaga su recuerdo por los sentimientos
para derramarlos en esta canción.

23 comentarios:

  1. Muy tierno y emotivo tu homenaje a tu amada perra! Uno los llora igual que podria llorar la muerte de un amigo humano, porque hay dialogo entre uno y ellos. toda una relación de años! Lo lamento, debes estar pasando un momento de tristeza grande, es una gran perdida! Sin mas..
    un gusto!
    roxana

    ResponderEliminar
  2. Jo, qué triste, Mayela.
    Es verdad que los animalitos que tenemos en casa llegan a formar parte importantísima de nuestra vida. Y son un miembro más de la familia desde el principio.

    Un beso y ánimo, sobretodo para tu hijo Pablo.

    ResponderEliminar
  3. Mayela, corazón... lo siento muchísimo.

    Te dejo un cálido abrazo, y todo mi cariño.

    ResponderEliminar
  4. Hola. solo vengo devolverte tu visita, pero por lo que leo en los comentarios, has perdido a tu perrita, cuando lo siento, porque yo tengo una y se me partiria el alma si la perdiera; mañana me pasaré a leer tu entrada detenidamente, quiero conocer como hablas de ella, ahora es tarde, he vuelto hace poco a casa y estoy cansada.
    Gracías por tu visita, me alegra que te guste mi blog, puedes leer todo lo que quiera, y, si no te importa, me dices si te gusta o no lo que leas, todas las opiniones son utiles para perfeccionarnos.
    Un besito, buenas noches, me alegra tener una nueva amiga.

    ResponderEliminar
  5. ¡Hay cuanto lo siento!La Osa!
    Tenés que llamarame, de perdida escribirme para contarme que pasó.
    Lo siento tanto. Mis abrazos a los peques, que han de estar tan tristes.
    (Ya sabés que aquí así andamos también, el Gigi ya cumplió los doce y se ve viejito...)
    Los amo a todos, y mucho.
    Lovo,
    Marti
    (Oh My God! Ayer cumplió once años de fallecida la Tía Elida!)

    ResponderEliminar
  6. Precioso homenaje a tu perrita. Se les llega a querer mucho, porque son como un miembro mas de la familia.Siento vuestra pena. Un beso

    ResponderEliminar
  7. Buenas noches, como te prometi, he vuelto para leer tu bonita entrada, me ha llegado al alma, como te dije en mi anterior comentario, tengo un perrita, y al ver el video, me ha dado mucha pena del perro.
    Es raro tener como mascota un oso, pero me imagino que al crecer entre vosotros sería una mascota fantástica, siento que lo hayais perdido, una mascota así no es facil de reponer.
    Te felicito por tu blog, me ha encantado que me visites, así me has dado la oportunidad de conocerlo.
    Besos, que duermas bien, y no sufráis demasiado por vuestra mascota, seguro que está en el cielo de los animales.

    ResponderEliminar
  8. La Osa!!!! que lo siento, por Pablito; las niñas también se sorprendieron mucho... y lo lamentan.

    ResponderEliminar
  9. La Osa, hasta yo la quise (a veces ella también me quiso, como no haber amado sus grandes ojos tristes!)

    Del bienamado Salarrué:

    Por el camino polvoso,
    al mediodía,
    al medio del camino,
    con la cola escondida
    y la oreja tímida.

    Por el camino desolado,
    enclenque, descolorido,
    con dos ojos pintados sobre los ojos...
    Atemorizado,
    enjiotado,
    ahuesado de hambre, pasa...

    No lo llames;
    huirá despavorido.
    Creerá que es pieda
    el pan en tu mano.
    Está escaldado,
    apedreado,
    molido a puntapiés
    por los truhanes y borrachos
    de los pueblos;
    apaleado
    por la placera
    y las puyas largas
    de los carreteros bribones.

    Chuchito bueno,
    chuchito triste,
    afligido,
    chuchito mío sin dueño:
    ésta es la montaña,
    no temas,
    la isla en el mar del cielo,
    no temas,
    la tierra de arboledas y de trinos,
    de místicas cigarras
    encendidas en llama sonora,
    votiva,
    ante el altar del infinito...

    Éste es el mundo -nomasito...;
    tierra de desiertos caminos
    y niños cantureros
    que juegan con piedritas
    y semillas, por los matorrales;
    tierra de las lluvias lejanas
    y los ranchos tranquilos.
    No temas
    "Amarillo",
    "Canijo", "Cujinicuil"
    como te llames,...si te llamas...
    Quédate en algún rincón
    de cocina,
    oyendo moler,
    oliento el humo del horno,
    masticando la tortilla tiesa,
    Chuchito peregrino
    del miedo supino;
    ánges de la suprema desdicha
    que todo has aguantado y sufrido:
    quédate un rato, al menos,
    a la sombra del tamarindo,
    royendo el hueso del mediodía...
    Deja ya de temer,
    deja ya de huir,
    ten valor
    de resistir
    la mano de amor
    que quiere peinarte dulcemente
    la cabeza afiebrada.
    Aprende a cerrar los ojos
    adormeciéndote,
    confiado al fin...

    Como se te da el agua del charco
    quiero darte mi cariño.

    *Chucho: perro.

    ResponderEliminar
  10. Seguro que en el cielo, hay dos estrellas pequeñicas, juntas,muy muntas que tilitan más que ninguna otra... Sus ojicos que os miran.

    Besicos.

    ResponderEliminar
  11. Querida Mayela, sé lo que significa despedir a una mascota, es un dolorcito que se aprende a llevar, por suerte la disfrutaron muchisimos años y ahora como dices junto a las constelaciones seguirá acompañándolos.



    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  12. Que lindo homenaje a tu Osa, Maye. Es cierto que como se les quiere a las mascotas y cuanto nos enseñan y cuanto enriquecen nuestras vidas.
    Me imagino como estaran de tristes los niños, si todos nosotros estamos tristes. Que nos sirva de consuelo que la Osa tuvo una buena vida y contribuyo bastante a la felicidad de todos.

    Lovo,

    Celi

    ResponderEliminar
  13. Have a great week-end Mayela...and many kisses.
    Criss.

    ResponderEliminar
  14. Me imagino que tristeza hay en tu casa porque un animal que vive con nosotros se convierte en parte de la familia, muchos dirán que esto es una tontería pero solo cuando tienes una mascota sabes lo que se siente.
    Yo tengo a Queko un caniche al que queremos con locura todos y no quiero pensar en el día que deje de estar en los pies de mi cama.
    Te comprendo cielo y lo siento mucho.
    Un beso

    ResponderEliminar
  15. mi sentido pésame por Osa. Los animales no humanos forman parte de nuestra familia y despedirlos es muy doloroso. Hace cosa de un mes despedía Paca, una gata que me acompañó por 19 años. Gracias por tu visita a mi blog, espero que regreses, por mi parte te visitaré a menudo y te iré leyendo.

    ResponderEliminar
  16. Roxana: Gracias por tus palabras tan bonitas, definitivamente se convierten en amigos, y con la seguridad de que no nos dejan solos cuando los necesitamos.
    Un abrazo bonita!

    Hola Lourdes!
    Gracias por venir siempre a compartir un cafecito a la media noche, tu compañía siempre es agradable.
    Muchos besos!

    Diavolo: Un beso mi amigo, gracias por venir a compartir conmigo.

    Demofila! Que gusto que vengas a compartir el café a mi blog, siempre serás bienvenida, y gracias por invitarme a tu portal, ahí estaré cada vez que pueda.
    Un abrazo.

    Herma! si es bien triste… la casa se siente rara, vacía, nos hace mucha falta y la Ginger esta deprimida.
    Hay que consentir al Gigi.
    Lovo
    (ya casi llegamos) :)


    Gracias Gabi, que lindo poema para nuestra osa, hay que ver lo traviesa que fue y al final la quisimos tanto…. jajajajaja!
    Ella vivió a su manera!


    Isabel! Gracias por la compañía en este cafecito de nostalgia.
    Un beso bonita!

    Guillermo! Que bonitas palabras, gracias por venir!

    Pilar, que alegría saber de ti! Gracias por tus palabras!
    Que estés bien bonita!
    Besos

    Herma! la osa es parte de nuestra felicidad, lo has dicho tal cual!
    Ya casi llegamos! :)
    Lovo

    Criss! Que alegría saber que has venido a tomar cafecito a la media noche, mil gracias por venir siempre ha este tu portal!


    Aguabella! Mil gracias por tu agradable visita, y a cuidar y a consentir a Queko!
    Un beso guapa!

    Pena Mexicana! Siento mucho lo de Paca, ya ves que nos ha tocado despedir a esos buenos amigos.
    Gracias por venir, yo también estoy llegando a tu portal!
    Un beso guapa!

    ResponderEliminar
  17. que genial , maravilloso todo el cariño y son casi como un familiar mas no?
    nos alegramos que vuelvas a escribir
    un saludo.

    ResponderEliminar
  18. Pobrecitos los chicos!! Deben echarla mucho de menos pero la vida es así y siempre quedan los buenos recuerdos y las anécdotas siempre saldrán a relucir en vuestros momentos especiales de la vida.

    Besos para todos

    ResponderEliminar
  19. ¡Cuánto se quiere a estos animalitos y cuánto nos reconfortan con su cariño desmedido y su eterna fidelidad¡

    ResponderEliminar
  20. Siempre que pueda vendré a visitar tu blos y a tomar un café contigo, aunque no podamos hacerlo juntas, tú lo haces delante de tu ordenador y yo del mío.
    Como siempre, me ha encantado tu visita, veo que te ha gustado nuestra entrada, ahora tengo un colaborador para algunas de mis entradas, como habrás comprobado, creo que escribe bien, y así cambiamos un poco el estilo.
    Con todo mi cariño, te deseo un feliz fin de semana.
    Seguro que tu osita está en el cielo de los animales, alguno tiene que haber para nuestras mascotas, a las que tanto queremos y tanto nos quieren.

    ResponderEliminar
  21. Bufff!! Pero que requetebonito. Llorando me tienes, me ha dado un no se qué y me recordó una historia pasada. Ayyyyy!!! Un beso y animate.

    P.D. Seguro que ya pensaste que me había olvidado de ti. Pues para que veas. Otro beso de ánimo.

    ResponderEliminar
  22. Emotivo homenaje a tu Osita, la que les acompañó durante quince años, dejándoles maravillosos recuerdos y mucha nostalgia de ella.

    Yo también perdí a mi Lobita y sentí mucha pena y tristeza, pero los bonitos recuerdos con ella me hacen más llevadera su ausencia.

    Un abrazo.

    Juan Antonio

    ResponderEliminar
  23. Que bonito Maye, se me llenaron los ojos de lágrimas estos son momentos muy duros para la familia, la recordamos con risas y cariño. Un fuerte abrazo a los chicos

    ResponderEliminar