agosto 22, 2008

Juilliard School of music, New York



Cuatro Alumnos de la Juilliard School of music de New York le regalaron la noche de ayer a San Salvador un exquisito concierto de jazz.
Uno de sus integrantes nos hizo una breve reseña de la historia del jazz, por lo tanto nuestra imaginación viajó hasta Luisiana, exactamente a New Orleans, es increíble como la mente puede llevarnos en el tiempo, casi podía ver a los esclavos negros sentados tocando su música después de una larga faena en las algodoneras del sur de los estados unidos.
A los esclavos se les había prohibido el sonar de sus tambores, por lo que tuvieron que recurrir a la percusión mediante las palmas de las manos y el batir de los pies para crear la música que los ha caracterizado siempre. Caso contrario en New Orleans adonde si podían los esclavos con toda “libertad” tocar su música de origen africano.
El Juilliard Jazz Ensemble, formado por Brandon Lee, Tom McEvoy, Ryland Nelly, Pete Van Nostrand nos regalaron un concierto fantástico, Piano, Contrabajo, Batería y Trompeta… y la magia se hizo.
San Salvador estaba agradecido de escuchar un concierto tan maravilloso que adornó su cielo con una preciosa luna Agostina, nos iluminó todo el camino de regreso a casa y en el corazón el sonar de un delicioso jazz que aun mantiene una sonrisa interminable sobre mi rostro.

¡¡Vaya manera de celebrar!!

No hay una luna igual a la otra, aunque a veces da la impresión de ser calcada, pero la luna de agosto es la más bonita, y aunque cada mes piensen que es la misma luna, cada cual trae lo suyo.
Luna de agosto, la luna llena mas completa del año, la mas amada, la mas bonita!

2 comentarios:

  1. bajo esa luna, tomemos café, pon música, siéntate

    ponle hielo, hace calor

    y ahora aquí, descansa, escucha, cuenta, dime, conversa, mira

    qué bien sabe aquí contigo el café

    bs

    ResponderEliminar
  2. Puedo contarte Sebastián, que esa noche se hizo presente la magia de la luna, y desde entonces mi alma siente una paz que ha buscado por mucho tiempo, bajo esa misma luna recibí un verdadero regalo de amor... ¡El Universo!
    Gracias por leerme... realmente descanso leyéndote en tu blog, contándote mis noches de café, conversando la magia de la vida...
    Eres un buen compañero para el café de la media noche... ¡Gracias!
    Y con mucho hielo….. para el calor!!!

    ResponderEliminar