abril 20, 2008

TODA MUJER DEBE TENER



TODA MUJER DEBE TENER

Una juventud de la cual está satisfecha de partir
más allá, o una madurez plena de grandes
logros que la hagan ser admirada y deseada.

Un viejo amor al que ella puede imaginar volver,
y uno que le recuerde cuan lejos ha llegado,
y que ambos le alimente la ilusión
y le refuercen la autoestima.

Suficiente dinero bajo su control como para mudarse y alquilar un
lugar propio, aun cuando ella
nunca quiera o necesite hacerlo,
sin libertad económica, soñar ser
libre es un imposible.

Algo perfecto que ponerse si ese Vicepresidente con el cual se entrevistó para un cargo importante, o ese hombre fascinante que acaba de conocer la llaman para concertar una cita
y verla dentro de una hora.

Una cartera, una maleta y un paraguas, tan hermosos y distinguidos, que denoten a las claras cuan refinada y elegante eres.

Una personalidad tan subyugante que la
convierta en alguien difícil de olvidar.

Un pasado tan pleno de experiencias, vivencias y logros signados por el triunfo, el amor, el éxito, los retos y también los fracasos superados, y que sea lo bastante mágico como para que espere contarlo, frente a un auditorium
cautivo, cuando le llegue la vejez.

La conciencia de que de verdad va a envejecer, que cada edad tiene un encanto especial, que la vida es maravillosa tanto a los 20 años, como después de los 60 ... Y también, que desde joven, se plantee la importancia
de ahorrar para enfrentar
con seguridad y dignidad
cualquier edad.

Un juego de destornilladores, un taladro inalámbrico y un sostén de encaje negro. Esos tres objetos pueden
– de acuerdo a las circunstancias – tener una
importancia clave, resaltante y equivalente...


Un amigo que siempre la haga reír y uno que
le permita llorar.

Una pieza de mobiliario de muy alta calidad, no poseída previamente por nadie más en su familia, esto es: algo hermoso y único, que le pertenezca y la defina.

Un mantel de hilo, blanco como la nieve, una digna vajilla, las copas de cristal y los cubiertos que le permitan una mesa de ensueños, y esas recetas para preparar la cena más deliciosa que pueda servirse a unos invitados muy especiales. Unas briceras tan preciosas que encierren y distribuyan
la magia de las llamas de unas velas cómplices ...

Un curriculum vitae que no esté
inflado en lo más mínimo.

El sentimiento y la certeza de que posee bastante control sobre
su destino.

Un régimen de cuidado de la piel, una rutina de ejercicios y un plan para tratar con esas otras pocas facetas de la vida que no mejoran después de los 30.

Un comienzo sólido en una carrera escogida voluntariamente, una relación satisfactoria y todos
esas otras facetas de la vida que sí mejoran.

TODA MUJER
DEBE SABER:


Cómo enamorarse
sin perderse.

Cómo se ve como madre, como esposa, como amante.

Cómo renunciar a un empleo, romper con un novio y confrontar a un amigo sin estropear la amistad o la relación.

Cuándo intentar con más empeño, cuándo insistir, cuándo bregar, cuándo soñar
o cuándo alejarse y desistir...

Cómo besar de forma que comunique perfectamente lo que a ella le gustaría y lo que no le gustaría que pasara luego.
Como hacer que ese beso sea el preámbulo y la muestra
de un gran momento, de algo inolvidable...

Cómo pasar un buen rato en una fiesta a la que
nunca escogió asistir y cómo transmitir
esa alegría a los presentes.

Cómo pedir lo que ella quiere de una manera que aumente las probabilidades de que lo obtenga.

Aceptar que ella no puede cambiar la longitud de sus pantorrillas, la anchura de sus caderas o la naturaleza de sus padres, y que nada de eso es
una tragedia...

Que su niñez puede no haber sido perfecta, pero ya terminó, y que ahora, siendo una mujer adulta, ella si puede lograr la perfectibilidad de su juventud, de su madurez, de su vida toda...

Lo que ella haría y no haría por amor, y su responsabilidad en cada acto de su vida.

Cómo vivir sola, aun cuando no le guste, y estar clara en que para compartir, primero hay que aprender a vivir consigo misma...

En quién puede confiar, en quién no puede hacerlo, y que esto no es un drama ni una tragedia, que hay seres confiables y seres que no lo son, y que
lo inteligente es saber reconocerlos.

Dónde ir – sea a la mesa de la cocina de su mejor amigo, a un café de aquella época estudiantil, a ese restaurant de moda, costoso y glamouroso o a una posada encantadora escondida en los bosques - cuando su alma necesite alivio.


Una mujer debe saber siempre lo que ella puede y no puede lograr en un día, en un mes, en un año, en toda su vida.
Una mujer debe siempre estar segura
de que ella puede...
Y así siempre logrará éxitos


(MAYA ANGELOU)

2 comentarios:

  1. Caro17:33

    Siempre encontras cosas interesantes que poner, me encantó este post, se lo he mandado a casi todas mis amigas.
    Ya sabes que viene Miguel Bose?
    vamos a ir verdad?
    avisame pues!

    ResponderEliminar
  2. Heydi6:57

    ¡¡¡MARAVILLOSO!!! Me imagino..... es la esencia de la escritora....Y que digo... es el sentimiento de toda mujer!!! Más de alguna vez, he tenido y pensado lo que esta mujer sacó de lo más profundo de su ser. Te quiero mucho.

    ResponderEliminar