septiembre 26, 2012

En las horas de lluvia.




En las horas de lluvia.
Vienes a mi memoria lánguidamente,
con la exquisitez de las noches frescas del invierno,
junto a la lluvia guardas mis silencios más profundos,
y atrapas  mi eterna melancolía.
Te veo y me arrodillo al borde de tu alma,
te descubro con pasión infinita,
como rocío entre mis dedos te me escapas,
y en sus gotas un trozo de mi vida.
En las horas de lluvia.

Lapislázuli.

septiembre 25, 2012

Clase Media


Hace algunos años cuando yo era más joven, relajada e indocumentada, recuerdo que llegue del colegio a casa y le dije a Celina, mi hermana mayor: " Las monjas del colegio dicen que nosotras las niñas que estudiamos con ellas pertenecemos a la clase media". 
Aaahh... si pudiera describir los ojos de mi hermana al escuchar lo que le estaba diciendo... Su malestar era tangible, podía escuchar su sangre como 
un oleaje enfurecido. 

Esa tarde recibí de ella la mas cierta, y grande de las lecciones de mi vida, esa que me formaría el carácter, la personalidad, que haría de mi una mujer valiente para enfrentarme a una sociedad parcelada de una forma injusta e insana.
 

Lo recordé ahora que vagabundeando por internet encontré este poema de Daniel Cezáre que me encantó, se los comparto.
Te amo herma.



Poema a la clase media

Clase media 
medio rica
medio culta
entre lo que cree ser y lo que es
media una distancia medio grande

Desde el medio
mira medio mal 
a los negritos
a los ricos 
a los sabios
a los locos
a los pobres

Si escucha a un Hitler
medio le gusta
y si habla un Che
medio también

En el medio de la nada
medio duda
como todo le atrae 
(a medias)
analiza hasta la mitad
todos los hechos
y (medio confundida) 
sale a la calle con media cacerola
entonces medio llega a importar
a los que mandan
(medio en las sombras)
a veces, sólo a veces, se da cuenta
(medio tarde)
de que la usaron de peón
en un ajedrez que no comprende
y que nunca la convierte en Reina

Así, medio rabiosa
se lamenta
(a medias)
de ser el medio del que comen otros
a quienes no alcanza 
a entender
ni medio

Daniel Cézare




septiembre 23, 2012

Lección de vida.

La vida me ha dado una maravillosa lecciòn:
 
"No tomes  una decisión permanente para tu emoción pasajera".


septiembre 21, 2012

¡Quiéreme toda... o no me quieras!



Si me quieres, quiéreme entera,
no por zonas de luz o sombra...
Si me quieres, quiéreme negra
y blanca. Y gris, y verde, y rubia,
quiéreme día,

quiéreme noche...
¡Y madrugada en la ventana abierta!

Si me quieres, no me recortes:
¡Quiéreme toda... o no me quieras!
 


 


Dulce María Lyonaz


septiembre 20, 2012

Cabalguemos en infinita alianza sobre las líneas del alba.




Devela  tu hermosa sonrisa sobre mis pupilas cansadas y hazme soñar con el matiz de nuestro cosmos, gotitas dulces de colores inventados. Libera mi eterna soledad con tu sola presencia, hazme volar con mis alas totalmente abiertas en tu maravilloso cielo, llena mis noches de tu amor, anida en mis letras, conviértete en mi mejor poema.
Sonríe  sobre mi cuerpo, cabalguemos en infinita alianza sobre las líneas  del alba. Sueña, delira conmigo, abrázame, dame tu piel llena de placer y elevemos el alma en el aroma que destila la pasión y la locura.
Desciende suavemente entre mis dedos, guárdame en tus placeres, bebere del néctar de tus profundidades, recorro tu cintura, me abrazo cual amante muere de placer, y con mi mejilla sobre tu vientre escribo para ti una apología que bendiga la divinidad de tu cuerpo de mujer.
Arrópame con tus caricias, recórreme hasta la sombra, calienta mi alma vagabunda. Despacio vuelve a descubrir tu hermosa sonrisa sobre mis pupilas cansadas y enamórame nuevamente.  

(Máximo Noctem)

septiembre 18, 2012

CUANDO APRENDAS A CONSIDERAR TU VIDA

Cuando aprendas a considerar tu vida y cuanto hay en ella como el milagro que es, comprenderás enseguida que quejarse es desperdiciar el milagro que eres.

Cada instante que pasas disgustado, desesperado, angustiado, furioso o dolido a causa del comportamiento de otra persona es un instante en el que renuncias al control sobre tu vida.



septiembre 15, 2012

Kilómetro 46





Sentada a la vereda del camino, bajo la sombra del árbol de la vida dirijo la mirada  al sendero, por mis pasos ahora recorrido, mis ojos resplandecen con cierta complacencia por todos esos días vividos.

Nunca antes una travesía de mi vida fue tan liberadora como este año, las experiencias me han enseñado que todo cuanto nos causa dolor termina en el momento justo, nunca antes ni después, dejándonos una lección de vida, un aprendizaje que nos hace cada vez mejores seres humanos, brillamos con la estela de la sabiduría.

Sentada aquí, a la orilla del camino, en el lugar correcto, en el momento preciso, más consciente que nunca, veo todos esos desaciertos que si pudiera los cambiaría uno a uno, errores que no quisiera volver a cometer, sin embargo fluye de mi corazón un torrente de perdón que la vida misma me procura, y me acaricia cubriendo mi cuerpo y mi alma con el velo delicado de la experiencia.

He amado y he sido amada, nunca me ha faltado amor, ni familia ni  amigos, pero también mi propia soledad me ha acompañado cuando así lo he necesitado.
He llorado hasta sentir desgarrado mi corazón y he sonreído hasta sentir elevada el alma, he tenido silencios que parecían eternos y he bailado al ritmo de los tambores de la alegría y  junto a mis seres más amados he escrito la partitura de mi vida.

Un kilómetro que ha estado lleno de nuevos retos, un año adonde aprendí que la valentía es el motor de la vida, qué por largas que sean mis madrugadas siempre me sorprenderá un rayito de sol, aprendí que los verdaderos amigos nunca se van, y que el amor en su verdadera esencia es incondicional. Entendí que el acto de amarme es un acto de verdadera libertad.

Jamás me sentí tan orgullosa de ser mujer como en este trayecto de mi vida, la satisfacción que me produce es maravillosa, siento mi corazón en sintonía con esos millones de mujeres que luchamos por nuestra verdadera igualdad, por nuestros derechos, por nuestras libertades, mi voz se une al grito que exige una vida libre de discriminación y violencia. Me siento orgullosa de ser una mujer libre a la que no le asusta la rebeldía y que ahora puedo ser capaz de no recorrer los esquemas establecidos con anterioridad por otros que no sé ni quienes fueron y esto no me causa ningún sentimiento de culpa.

A los 46 años, escribo a diario mi proyecto de vida, lucho por aceptar que no siempre tengo la razón y así poder equivocarme menos, un proyecto sencillo y claro,   veo mi vida hacia adelante, no quiero anclarme al pasado, solo llevar sus enseñanzas y traerlas a mi presente, soy feliz, deseo conquistar amaneceres, regalar estrellas, pintar los cielos, amar mis inviernos, pedirle a la luna su eterna compañía, acariciarme con la frescura de la naturaleza y elevarme en el incienso de mi propia espiritualidad.  Dios y yo, sin religiosidad.

He aprendido a recibir con amor a todo el que quiera caminar a mi lado, compañer@s de vida, pero también he aprendido a despedir con el mismo amor a quienes quieran ausentarse de mi camino, pero no por ello dejar de amarles.
Mujer adulta  y niña soñadora de imposibles, que ama las letras como a la vida misma, constructora del mundo en el patio de su casa, navegante de océanos profundos que forman olas en las yemas de mis dedos, viajan por mi cuerpo y que posteriormente se traducen en poesía.

Amante de la vida, enamorada del amor.

Las primaveras que ya se han ido…
Reposan y florecen sobre las letras de las historias que ahora forman mi existencia, añoranzas por los que ya partieron, mis amigos ahora estrellas brillantes de mi universo, suspiros con olor a caramelo por los días de infancia, lagrimas por lo que pudo haber sido,  miradas llenas de complicidad por los detalles vividos.
Las primaveras que ya se han ido…

Le doy la bienvenida a mi próximo año de vida, con la misma alegría que doy la despedida a un año que fue generoso, lleno de amor, de miedos y valentía, un año que recibí en soledad y ahora despido de la misma manera, pero con el corazón rebosante de amor.

Gracias a quienes han estado en este km 45, ustedes que hicieron de mi vida un 
arcoíris de alegría, por sus sonrisas, por ser incondicionales, por su ternura, por cada detalle pequeño, por las horas interminables de compañía, por hacer pequeño el mundo y buscar la cercanía, por el amor que me han dado y por permitirme amarles.

Gracias a quienes van llegando con la luz de sus propios amaneceres y me han ofrecido la dulzura de su compañía, su amor incondicional, gente linda que con sus sonrisas iluminan mis días.(esto es por ti Griss).

Es curioso como mi bagaje entre más lleno está, menos pesa, lo abro y veo los tesoros guardados en un año más de vida: Noches de tertulia y copas, confidencias entre hermanos cobijados por el maravilloso cielo estrellado del desierto del Mojave. Un plenilunio de abril acariciando las hermosas cataratas del Yosemite Park. Noches de vino y alegrías a la orilla del mar de Carpintería. Eclipses, Marte, el sol, atardeceres en la montaña, pedacitos de cielo, escapadas silenciosas, un detallito tejido por una arañita que con su sonrisa contagiosa me roba el corazón. Una canasta con vegetales cultivados para mí, la hermosa luna de Madrid, una ciudad nueva que robo mi corazón. Noches de despedidas entre vino, quesos, cartas, futuros ciertos e inciertos. La magia del circo del sol que aun revolotea en mis ojos de niña. Un triste abrazo de despedida, una sonrisa de bienvenida, lagrimas, la ilusión de un nuevo reencuentro. Una bailarina que danza en cada uno de los minutos de mi vida, un guitarrista que sin saberlo acompaña con su música las más frías de mis noches, y la compañía silenciosa de un caballero que siendo tan joven me llena de sabiduría. Mis hijos, mis amores... mi todo!

Mayelita y yo nos abrazamos, aquí, bajo la sombra de nuestro árbol...

Ella como siempre llenando mi vida de algarabía, fiestas y fantasías, pero sobre todo dándome la mejor de las compañías, seguras de que no deseamos una vida diferente, solo vivirla feliz.

 
FELIZ CUMPLEAÑOS PARA MI! 
BIENVENIDOS SEAN MIS 46 AÑOS!!


septiembre 12, 2012

septiembre 09, 2012

Dame el vino de tu boca.




Nada nos importó
era nuestra noche azul,
me ofreciste el vino de tu boca.

Pusiste en mis labios la sangre de las viñas
que lloraron de amor
para entregarse esa misma noche,
como me entregue yo.

Dame el vino de tu boca.

(Máximo Noctem)